TERAPIA OCUPACIONAL

El Servicio de Terapia Ocupacional de Avempo tiene como objetivo principal crear y facilitar las oportunidades necesarias con el objeto de alcanzar la máxima participación en las actividades importantes para la persona; mejorando así su funcionalidad, autonomía y calidad de vida.

La Esclerosis Múltiple puede generar dificultades en la gestión de la ocupación de las personas afectadas. El conjunto de síntomas que afectan a cada usuario, en interacción con un entorno que no siempre es favorable, podría ocasionarle problemas para la participación en las actividades de su quehacer diario; perjudicando a Actividades de la Vida Diaria (AVD), Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD), descanso y sueño, educación, trabajo, juego, ocio o participación social.

DESCRIPCIÓN DEL SERVICIO DE TERAPIA OCUPACIONAL

Horario: lunes y jueves de 16.00 a 20.00 horas. Miércoles y viernes de 16.00 a 20.15 horas.

Duración de la sesión: sesiones individuales de 30 minutos a 1 hora, en función de las necesidades y prioridades de cada usuario.

Previo al inicio de sesiones se realiza una evaluación global, del desempeño del paciente y el entorno donde lo desarrolla, que está enfocada a detectar las dificultades en las actividades comprometidas y las posibles causas de estas dificultades.

Analizando esta información, y siempre en colaboración con la persona afectada de Esclerosis Múltiple y/o su entorno, se establecen los objetivos a conseguir y se diseña el plan de intervención para atajar las limitaciones actuales y potenciales.

En el marco de la variabilidad propia de la enfermedad, se seguirán estrategias y técnicas de intervención seleccionadas de forma específica para cada caso.

 

Estrategias y técnicas de intervención más frecuentes:

Potenciación del desempeño y participación en actividades:

Consiste en el reentrenamiento secuencial de las ocupaciones o actividades en las que existan dificultades. Se comenzaría por mejorar o compensar las destrezas necesarias para su ejecución (motoras, cognitivas, de interacción social, funciones sensoriales, etc). A continuación o de forma paralela, se buscaría mejorar el desempeño de las tareas o pasos que las componen y desde ahí, avanzar hasta conseguir la máxima participación posible en el global de cada actividad seleccionada en concreto.

Asesoramiento en técnicas y dispositivos facilitadores:

Supone la modificación de los objetos o el entorno para ofrecer a los usuarios alternativas que les permitan mantener su autonomía; maximizando eficacia, seguridad y comodidad. Esta estrategia engloba: el asesoramiento en la adquisición, la adaptación y el entrenamiento en el uso de productos de apoyo, ortesis y supresión de barreras arquitectónicas y la adaptación del entorno para ajustarlo a las capacidades de la persona. Requiere de la implicación activa del usuario y/o su entorno cercano en todo el proceso.

Promoción de la salud, educación y formación:

Persigue que los usuarios adquieran aquellas conductas, hábitos y rutinas que les sean útiles para su salud y bienestar. Síntomas tan frecuentes como la fatiga condicionan enormemente la participación en las actividades diarias; siendo necesario ofrecer y entrenar a los usuarios en estrategias de conservación de energía, simplificación de tareas, promoción de autonomía, etc.

Especial mención requiere la educación en higiene postural, imprescindible tanto para las personas afectadas de Esclerosis Múltiple como para su entorno cercano.

 

PRINCIPALES OBJETIVOS DEL ÁREA DE TERAPIA OCUPACIONAL

-Crear o facilitar oportunidades para lograr la máxima participación en todas las actividades del quehacer diario.

-Mantener, promover o compensar destrezas motoras, cognitivas y de interacción social que intervienen en el rendimiento sobre el desempeño de estas ocupaciones.

-Asesorar y educar en el uso de los productos de apoyo, eliminación de barreras arquitectónicas y estrategias de adaptación del entorno, eficaces y necesarias para mejorar la independencia funcional.

-Promover hábitos y rutinas saludables.

-Intervenir en el entorno social (familiares, cuidadores, etc.). Asesorándoles y formándoles en estrategias de comunicación, promoción de autonomía, conservación de energía, productos de apoyo e higiene postural; necesarias también para ellos.